Hundimiento en la cabeza sin golpe

por | enero 3, 2023

Abolladura en mi cabeza

Sin embargo, aunque seguramente salgas de la peluquería con un nuevo y atractivo peinado, es posible que también te transformes de otras formas desagradables, que pueden dañar seriamente tu cabello y tu salud. Aquí, cuatro expertos, la Dra. Debra Jaliman, autora de Skin Rules: Secretos de un dermatólogo neoyorquino, el ex estilista de famosos Jim Markahm, fundador y director general de ColorProof Evolved Color Care, el peluquero Nunzio Saviano y la colorista Stephanie Brown, revelan los aspectos de la peluquería con los que hay que tener cuidado y comparten su sabiduría sobre cómo mantenerse a salvo.

Está demostrado que inclinar la cabeza hacia atrás para que te laven el pelo en la peluquería puede provocar daños importantes en el cuello. Recostar la cabeza hacia atrás en esta posición sobre una superficie dura puede causar desgarros en las arterias del cuello, lo que puede provocar coágulos de sangre e incluso la muerte. (Aunque es raro que esto ocurra -y más bien un problema para quienes fuman, tienen presión arterial alta o diabetes, o corren un alto riesgo de sufrir un derrame cerebral-, asegúrate de tener una toalla bajo la cabeza y el cuello cuando te laven el pelo o, mejor aún, pide a tu peluquería que invierta en cojines especializados diseñados para proteger esta zona tan sensible.

Head dent deutsch

Un traumatismo craneal puede hacer que uno o varios de estos vasos sanguíneos se desgarren y sangren. Un desgarro repentino puede hacer que la sangre se acumule muy repentinamente. Con un desgarro pequeño, la sangre puede acumularse más lentamente. La sangre puede empezar a acumularse justo debajo de la duramadre. Esto provoca un hematoma subdural. Los desgarros en diferentes vasos sanguíneos pueden hacer que la sangre se acumule justo por encima de la capa de la duramadre, causando un hematoma epidural. Un hematoma es cuando la sangre se acumula en una zona y provoca una hinchazón.

  Dolor de cabeza al estar tumbado

Esta acumulación de sangre es peligrosa. A medida que la sangre se acumula, presiona contra el cráneo y no tiene adónde ir. Si la sangre empieza a comprimir el cerebro, puede provocar síntomas o incluso la muerte si no se trata.

Una de las razones más comunes por las que se necesitan orificios de fresado es por un hematoma subdural. Esto ocurre cuando la sangre se acumula lentamente bajo la capa de la duramadre después de una lesión leve en la cabeza. Las venas de esta zona son frágiles y se rompen con facilidad, especialmente en los adultos mayores. Esto puede dar lugar a síntomas como dolor de cabeza, cambios de comportamiento, convulsiones y debilidad muscular unilateral. Si la sangre sigue acumulándose, puede provocar un coma y daños cerebrales.

Cómo evitar la abolladura de los auriculares

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

La forma del cráneo no siempre es perfectamente regular, simétrica y lisa. Muchas personas tienen naturalmente pequeñas irregularidades en la forma de su cráneo, y esto puede incluir una pequeña hendidura. Sin embargo, una nueva hendidura o una protuberancia en el cráneo podría indicar un problema médico grave.

  Bulto en la cabeza detras de la oreja

Tras un traumatismo craneoencefálico, como un golpe en la cabeza, es importante comprobar cuidadosamente si usted o su hijo desarrollan una abolladura en el cráneo. Además de los traumatismos, otras causas comunes de abolladura en el cráneo son las enfermedades óseas o el cáncer.

Hay varias causas conocidas de abolladura en la cabeza. Si la abolladura es constante y no cambia, es posible que ya la hayas notado cuando te cepilles o te laves el pelo. Una nueva abolladura en la cabeza o el cráneo puede desarrollarse por muchas razones diferentes, y es importante no ignorarla.

Abolladura en la parte posterior de la cabeza

El síncope es otra palabra para referirse a los desmayos. Se considera que una persona tiene un síncope si pierde el conocimiento y se queda sin fuerzas, pero se recupera pronto. Para la mayoría de las personas, el síncope ocurre de vez en cuando, si es que ocurre, y no es un signo de enfermedad grave. Sin embargo, en otros, el síncope puede ser el primer y único signo de advertencia antes de un episodio de muerte súbita cardíaca. El síncope también puede provocar lesiones graves. Hable con su médico si el síncope se produce con más frecuencia.

El presíncope es la sensación de estar a punto de desmayarse. Una persona que sufre un presíncope puede sentirse aturdida (mareada) o con náuseas, tener un “gris” visual o problemas de audición, tener palpitaciones o sentirse débil o sudar de repente. Cuando hable con su médico sobre el síncope, debe anotar también los episodios de presíncope.

  Dolor de cabeza al apoyar la cabeza en la almohada

Si los desmayos se producen con frecuencia y no se deben a una deshidratación o a un cambio postural repentino, es posible que deba someterse a pruebas para detectar una afección cardíaca o vascular grave. El síncope cardíaco suele producirse de forma repentina, sin mareos ni otros síntomas previos al síncope.