Al toser me duele el costado izquierdo

por | enero 4, 2023

¿Por qué me duele el costado cuando toso?

Cuando tienes un irritante en la garganta, tu cuerpo reacciona naturalmente tosiendo, tratando de eliminarlo. Sin embargo, algunas toses pueden ser muy fuertes y dañar el pecho y el abdomen. Es más, la tos puede hacer que afecciones ya existentes se vuelvan más dolorosas.

Hay muchas condiciones de salud que causan dolor abdominal como uno de los síntomas, y al toser, este dolor puede empeorar. Sin embargo, si la causa del dolor abdominal es algo grave, a menudo hay otros síntomas presentes además del dolor abdominal. Si se tienen en cuenta estos síntomas adicionales, se puede acotar la causa del dolor abdominal.

Al considerar la causa del dolor de estómago, es importante observar dónde se produce el dolor. Igualmente importante es observar si el dolor no permanece en un punto o si abarca una extensión más amplia del abdomen.

A menudo hay cuatro formas de clasificar el dolor abdominal: lado izquierdo, lado derecho, parte inferior del abdomen y parte superior del abdomen. También puede haber cierto solapamiento entre estas categorías; por ejemplo, la apendicitis suele causar dolor en la parte inferior derecha del abdomen.

Me duele la espalda del lado izquierdo cuando toso

El cáncer de pulmón no siempre provoca síntomas en sus primeras fases. Muchos de los signos y síntomas también pueden estar causados por otras enfermedades, pero la detección temprana del cáncer de pulmón puede facilitar su tratamiento. Por lo tanto, si nota algún síntoma o cambio, acuda a su médico de cabecera lo antes posible.

  Pinchazos en el empeine del pie izquierdo

Síntomas relacionados con las hormonas Es poco frecuente, pero algunos tipos de células de cáncer de pulmón producen hormonas que pasan al torrente sanguíneo. Estas hormonas pueden provocar síntomas que no parecen estar relacionados con el cáncer de pulmón. Los médicos los llaman síndrome paraneoplásico.

Cómo aliviar el dolor lateral de la tos

Acuda a su médico de cabecera si experimenta los síntomas anteriores.  Busque ayuda médica inmediata si el dolor torácico es intenso, sobre todo si también presenta otros síntomas, como tos con sangre, náuseas o sudoración.

Por ejemplo, la pleuresía causada por una infección vírica suele resolverse por sí sola sin tratamiento.  Sin embargo, la pleuresía causada por una infección bacteriana suele tratarse con antibióticos, y las personas frágiles o con mala salud pueden ser hospitalizadas.

Una infección es la causa más común de la pleuresía.  Cualquier tipo de infección puede extenderse a la pleura, pero las infecciones víricas suelen ser las responsables. Los virus que se sabe que causan pleuresía son los siguientes

Las afecciones autoinmunes, como la artritis reumatoide y el lupus, son otras posibles causas de pleuresía. En estas enfermedades, algo va mal en el sistema inmunitario (la defensa natural del cuerpo contra las infecciones y las enfermedades) y empieza a atacar el tejido sano.

  Siento vibraciones en el pie izquierdo

Si la pleuresía está causada por una infección bacteriana, necesitarás un tratamiento con antibióticos. Dependiendo de la gravedad de los síntomas, pueden ser comprimidos o inyecciones. A veces se utilizan combinaciones de diferentes antibióticos.

Dolor en el lado derecho al toser

El dolor en el pecho puede asustar; incluso puede preocuparle que esté sufriendo un ataque al corazón. Pero es posible que el dolor que experimenta no provenga realmente de uno de sus órganos. Las propias costillas y la zona que las rodea también pueden causar molestias. A continuación se describen tres afecciones que pueden causar dolor en la caja torácica y los síntomas reveladores que los médicos utilizan para distinguirlas.

La caja torácica cumple una función crucial: proteger el corazón, los pulmones y otros órganos vitales. Pero esto también puede significar que se lleva la peor parte en caso de traumatismo, como un accidente de coche, una caída pronunciada, una agresión física o incluso una tos intensa. Una costilla magullada significa que el hueso no está realmente roto, pero aún así puede haber sufrido daños. Los síntomas de las costillas magulladas y rotas son muy parecidos: dolor, sobre todo al respirar o toser.

Obviamente, las costillas no se pueden escayolar ni inmovilizar, como otros huesos rotos. Además, tienen que seguir moviéndose al respirar. Aunque te duela, es importante respirar profundamente, para mantener los pulmones despejados. No hacerlo puede provocar una neumonía. Las complicaciones respiratorias como la neumonía se producen en casi un tercio de los pacientes con fracturas de costillas. Es posible que el médico te dé un dispositivo para respirar que te ayude a mejorar la función pulmonar, así como analgésicos para facilitar la respiración hasta que se cure la costilla rota o magullada.

  Dolor de espalda axila y seno izquierdo