Efectos secundarios de la radiofrecuencia lumbar

por | diciembre 29, 2022

Ablación por radiofrecuencia de la columna lumbar

La ablación por radiofrecuencia (ARF) es mínimamente invasiva y suele considerarse un procedimiento seguro y de bajo riesgo. Sin embargo, como ocurre con cualquier procedimiento de inyección, siempre existe la posibilidad de desarrollar efectos secundarios u otras complicaciones.

A veces, estos síntomas pueden sentirse como una quemadura de sol en la zona tratada. Aunque estos síntomas pueden durar los primeros días o semanas, pueden controlarse descansando, utilizando de forma intermitente una bolsa de hielo sobre la zona dolorida y utilizando medicamentos tópicos u orales.

Estos síntomas no suelen ser graves, pero a veces el dolor puede ser molesto y durar varias semanas. Mientras que estos síntomas son menos frecuentes en la zona media y baja de la espalda, pueden ser más comunes en los niveles superiores del cuello.1 Estos efectos secundarios pueden deberse a una mayor irritación de un nervio que sólo se ha dañado parcialmente y que aún puede poseer alguna función.

Los nervios de la rama medial controlan algunos músculos pequeños del cuello y de la parte media o baja de la espalda, pero la pérdida de estos nervios no suele causar ninguna pérdida significativa de la función motora. Los nervios de la rama lateral no controlan ningún músculo o sensación en los brazos o las piernas, por lo que una lesión por calor supone menos peligro de afectar negativamente a esas zonas.

¿Cuáles son los riesgos de la ablación lumbar por radiofrecuencia?

El riesgo de complicaciones de la ARF es muy bajo. En ocasiones, puede producirse un daño o dolor nervioso permanente. En algunas personas, el dolor original puede empeorar. Otras complicaciones, como la infección y la hemorragia en el lugar de inserción de la aguja, son infrecuentes.

  Grado de discapacidad por artrodesis lumbar

¿Cuáles son los efectos secundarios de la radiofrecuencia?

Daño a los vasos sanguíneos y nervios circundantes durante la inserción de la aguja, lo que provoca una hemorragia excesiva y/o daños neurológicos irreversibles que causan entumecimiento y hormigueo a largo plazo. Daño por calor a las estructuras adyacentes al nervio objetivo. Reacción alérgica al anestésico utilizado para adormecer la piel.

¿Cuánto duran los efectos secundarios de la ablación por radiofrecuencia?

Dolor después de la intervención

No es infrecuente sentir alguna molestia, un ardor superficial o hipersensibilidad en la zona de la intervención. Algunos pacientes describen la sensación como similar a una quemadura de sol. Por término medio, este dolor no dura más de una o dos semanas después de la intervención.

Efectos a largo plazo de la ablación por radiofrecuencia

El dolor lumbar es tan común que la mayoría de los adultos experimentarán un dolor lumbar importante en algún momento de su vida. Aunque puede haber muchas causas, a continuación hemos enumerado algunas de las causas comunes del dolor lumbar que podrían estar afectándole un

Has sufrido un tirón muscular en la zona lumbar. Has sentido ese conocido dolor agudo y punzante en la parte baja de la espalda. En la mayoría de los casos, puede tratarse de una distensión muscular aguda o un “tirón muscular”. ¿Qué debe hacer? Hay una gran variedad de consejos por ahí, pero hemos intentado

Dolor peor después de la ablación por radiofrecuencia

Las agujas que se introducen a través de la piel cerca de la zona dolorida envían las ondas de radio a los nervios objetivo. Durante la neurotomía por radiofrecuencia, el médico suele utilizar escáneres de imagen para asegurarse de que las agujas están bien colocadas.

  Tratamiento no quirúrgico de quiste sinovial lumbar

La neurotomía por radiofrecuencia se utiliza sobre todo para el dolor de espalda, cuello y nalgas (articulación sacroilíaca). También puede ser útil para el dolor a largo plazo de las articulaciones del hombro, la rodilla o la cadera.Productos y serviciosMostrar más productos de Mayo Clinic

Por qué se haceLa neurotomía por radiofrecuencia suele realizarla un profesional especializado en el tratamiento del dolor. El objetivo es reducir el dolor crónico de espalda, cuello, cadera o rodilla que no ha mejorado con medicamentos o fisioterapia, o cuando la cirugía no es una opción.

Por ejemplo, se puede realizar una prueba para ver si los nervios a los que suele dirigirse el procedimiento son los mismos responsables de su dolor. Se inyecta una pequeña cantidad de medicamento anestésico en los puntos precisos donde irán las agujas de radiofrecuencia. Si el dolor disminuye significativamente, el tratamiento con radiofrecuencia en esos puntos puede ayudarle.

Dolor en las piernas tras la ablación por radiofrecuencia

El tratamiento utiliza ondas de radiofrecuencia para bloquear los nervios que rodean las articulaciones facetarias de la espalda o el cuello y que causan dolor. Estos nervios se denominan nervios de rama medial. Envían señales de dolor al cerebro si las articulaciones facetarias están inflamadas.

El procedimiento consiste en introducir una aguja en la espalda con anestesia local. Las ondas de radiofrecuencia calientan la punta de la aguja. Esto daña las terminaciones nerviosas, que dejan de enviar señales de dolor al cerebro.

Su médico puede sugerirle la denervación por radiofrecuencia si tiene un dolor de cuello o espalda de moderado a intenso que se inicia en las articulaciones facetarias. Por ejemplo, puede tener este dolor si tiene artritis en la columna vertebral. Esto puede hacer que sus articulaciones facetarias se desgasten e inflamen.

  Consecuencias de una punción lumbar mal hecha

Su médico sólo le sugerirá la denervación por radiofrecuencia si otros tratamientos, como la fisioterapia y los medicamentos, no le han ayudado. Su médico puede sugerirle que lo pruebe antes de considerar la cirugía de la columna vertebral. Es menos invasiva que la cirugía y puede volver a casa el mismo día.