Trabajos compatibles con prótesis de cadera

por | enero 2, 2023

Nueva tecnología de prótesis de cadera 2020

Cuando oye las palabras “prótesis de cadera”, probablemente se imagina a una persona mayor que utiliza un andador y pasa la mayor parte del día inmóvil. En el pasado, eso podía ser cierto, pero las cosas han cambiado. En los últimos 10 años se han producido varios avances importantes que han cambiado por completo el tipo de implantes que se utilizan y cómo se colocan.

Los nuevos plásticos han eliminado casi por completo la posibilidad de que las prótesis de cadera se desgasten. No hace mucho tiempo les decía a los pacientes que esperasen que su cadera durase entre 10 y 20 años. Ahora, les digo rutinariamente a los pacientes que esperen que su prótesis de cadera dure el resto de sus vidas. A los pacientes de 50 años se les decía que esperasen a ser mayores antes de someterse a una prótesis de cadera. Ahora, la edad es sólo una consideración menor. No tener que preocuparse por el “desgaste” de la cadera es una mejora significativa con respecto a los viejos tiempos.

Además de los nuevos materiales, tenemos nuevas formas de realizar la sustitución de la cadera. Tradicionalmente, las prótesis de cadera se hacían por detrás, es decir, se colocaban por la parte posterior de la cadera. De hecho, todavía hoy, la gran mayoría de las prótesis de cadera se colocan de esta manera. Sin embargo, la cadera necesita estabilidad en la espalda más que en cualquier otro lugar. Actividades como agacharse, ponerse los zapatos o incluso darse la vuelta en la cama suponen una carga para la parte posterior de la cadera. Cuando se coloca una prótesis de cadera por la espalda, se debilitan los ligamentos que estabilizan la cadera durante esas actividades. En consecuencia, muchas personas que se someten a una prótesis de cadera por la espalda reciben restricciones para evitar que la cadera “se salga”. Estas pueden ser tan simples como no doblarse más de 90 grados (intente ponerse los zapatos sin hacerlo) hasta tan complejas como tener que dormir con una almohada entre las piernas. Los pacientes a los que se les ha salido la cadera viven con el temor de que vuelva a ocurrir. Así era antes.

  Opiniones de personas operadas de cadera

¿Qué tipo de trabajo se puede hacer después de una prótesis de cadera?

Trabaja. Si tiene un trabajo de oficina con una actividad mínima, puede volver a trabajar en unas dos semanas. Si su trabajo requiere levantar objetos pesados o es duro para las caderas, se recomienda tomarse unas seis semanas para recuperarse.

¿Son compatibles las prótesis de cadera con la resonancia magnética?

Sí. Las resonancias magnéticas de otras partes del cuerpo son seguras después de una prótesis de cadera. Aunque algunos equipos de RMN antiguos pueden no ser compatibles con su prótesis, la mayoría de los equipos de RMN actuales son seguros y compatibles con las piezas de prótesis de cadera.

Materiales para prótesis de cadera 2021

La prótesis total de cadera convencional y primaria es una operación duradera en la mayoría de los pacientes. La prótesis de cadera es un dispositivo mecánico con piezas, comúnmente denominadas “rótula”, que se ensamblan antes y durante la operación. Tras la operación, esta prótesis de bola y encaje restablece el movimiento de la cadera durante toda la vida útil de la prótesis (figura 1).

Como cualquier otro dispositivo mecánico, una prótesis total de cadera puede sufrir diversas formas de fallo mecánico o biológico. Dicho fallo puede requerir una reoperación de la prótesis de cadera para abordar la causa del fallo y sus consecuencias. La reoperación de una prótesis total de cadera se denomina revisión.

La mayoría de los pacientes de edad avanzada que reciben una prótesis de cadera conservan la prótesis durante 15 a 20 años, y a veces de por vida. Sin embargo, algunos pacientes pueden necesitar una o más revisiones de una prótesis de cadera, sobre todo si la cirugía inicial de prótesis de cadera se realiza a una edad temprana y el paciente elige tener un estilo de vida físico muy activo.

  Síntomas de aflojamiento de prótesis de cadera

Materiales de prótesis de cadera de mejor a peor

La artroplastia total de cadera (ATC) ha sido citada como uno de los procedimientos más exitosos y rentables de la ortopedia. En la última década se ha producido un aumento exponencial del número de artroplastias de cadera realizadas en todo el mundo y un fuerte incremento del porcentaje de pacientes jóvenes que esperan mejorar su calidad de vida y volver a realizar actividades físicamente exigentes. Por ello, es imprescindible revisar las diversas aplicaciones de la tecnología en la artroplastia total de cadera para mejorar los resultados. El desarrollo de la tecnología robótica más avanzada ha permitido un posicionamiento acetabular más reproducible y preciso, mientras que se necesitan datos a largo plazo para evaluar su rentabilidad. Este artículo de opinión pretende exponer y presentar los avances e innovaciones en la artroplastia total de cadera, desde la realidad virtual y la impresión tridimensional hasta la instrumentación específica para el paciente y los cojinetes de doble movilidad. Esto ilustra y refleja el debate que estará en el centro de la cirugía de cadera durante la próxima década.

Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la Licencia de Atribución de Creative Commons (https://creativecommons.org/licenses/by/4.0), que permite el uso, la distribución y la reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se cite adecuadamente la obra original.

Materiales para prótesis de cadera 2022

La artroplastia total de cadera (Figura1.), [1,2], es un tratamiento eficaz para las formas graves de artrosis, los efectos invalidantes de la artritis reumatoide, los defectos de nacimiento y algunos estados postraumáticos. El aumento del número de personas mayores, unido a una mayor esperanza de vida, ha hecho que se necesiten implantes ortopédicos mejores y más duraderos.

Dado que la vida útil actual de los implantes es de entre 10 y 15 años, esto puede dar lugar a cuatro revisiones a lo largo de la vida del paciente. Un factor importante durante estas revisiones es la cantidad de hueso restante después de la cirugía, que debe soportar el nuevo implante, mientras que la cantidad de hueso residual depende en gran medida del tipo de implante utilizado. [3] Otro problema que se plantea es que cuando el hueso se daña durante la fijación del implante, se regenera de forma natural, pero no en su forma original. La remodelación del hueso supone un problema para una buena fijación del implante dentro del cotilo acetabular. Esta condición puede provocar, por ejemplo, que la cabeza del implante se salga de su sitio, u otros casos de desplazamiento del implante de su posición designada.    [4,5] El desgaste del implante también supone un problema. [6-8] A diferencia de los huesos humanos, que pueden regenerarse biológicamente, el implante no puede repararse ni crecer.

  Como bañar a un paciente con fractura de cadera