Mi rodilla suena como si tuviera arena

por | enero 5, 2023

Crepitación de la rodilla

Si sus rodillas hacen un chasquido indoloro cuando se pone en cuclillas o realiza movimientos de gran amplitud, los fisioterapeutas dicen que es probable que se trate de un chasquido de aire y que no es motivo de preocupación.

La mejor definición que se les ocurre a los fisioterapeutas para el chasquido que se produce cuando realizamos movimientos rápidos o con carga es que hace que el líquido se agite y que estallen pequeñas burbujas de gas.

Más preocupante es un sonido de chirrido, roce, crujido o crepitación, porque es probable que sea un signo de crepitación, donde el cartílago entre los huesos se ha deteriorado y los huesos se rozan.

¿Por qué suena como arena en mi rodilla?

El crujido que oyes probablemente se deba a que el cartílago de la rodilla se está volviendo áspero, por lo que los huesos no pueden deslizarse tan fácilmente en la articulación como lo hacen normalmente. El crujido de la rodilla suele producirse cuando la rodilla está flexionada, por ejemplo, al ponerse en cuclillas, al subir o bajar escaleras o al levantarse de una silla.

¿Puede desaparecer el crepitante de la rodilla?

¿El crepitante desaparece? En la mayoría de los casos, el crepitus mejorará sin necesidad de tratamiento médico. Aplicar hielo en la zona y tomar antiinflamatorios no esteroideos, como la aspirina y el ibuprofeno, suele ser suficiente para aliviar el dolor y la inflamación.

Mi rodilla hace un sonido blando cuando la doblo

Si le duele la rodilla, puede estar seguro de que no está solo. Cada año, 6 millones de estadounidenses acuden al médico por problemas de dolor de rodilla. Esto se traduce en que el 2,5 por ciento de la población estadounidense acude a las consultas médicas para aliviar el dolor de rodilla. Son aún más las personas que intentan autodiagnosticarse y tratarse con analgésicos, antiinflamatorios y remedios caseros.

  La rodilla se me queda enganchada

Pero es importante recordar que los síntomas de dolor suelen ser un mecanismo de advertencia para nuestro cerebro de que algo va mal y debe ser atendido. Enmascarar los síntomas de dolor con medicamentos, o incluso sólo con antiinflamatorios, puede tener un impacto a largo plazo en los órganos internos y en la vida de la persona. Enmascarar los síntomas también puede animar a la persona a seguir sobrecargando y lesionando la articulación de la rodilla.

Cualquier dispositivo mecánico puede fallar, y lo hará, si se le somete a un esfuerzo excesivo. Eso podría ser una caída por las escaleras o golpear la rodilla contra el salpicadero durante un accidente de coche. Pero, de nuevo, los accidentes y las caídas representan un porcentaje relativamente pequeño de los casos de dolor de rodilla.

Rotura de menisco

Las articulaciones pueden romperse o estallar de vez en cuando, por lo que, en la mayoría de los casos, no hay que preocuparse. Sin embargo, si también tiene dolor o molestias, podría ser un signo de que tiene una condición médica subyacente.

Si tiene una afección, como la tendinitis, que ha provocado la inflamación de una articulación, puede experimentar crepitación junto con dolor articular y restricción de movimientos. Otras afecciones articulares inflamatorias comunes son:

En algunos casos, se puede experimentar crepitación si se tiene esclerodermia. Se trata de una enfermedad poco frecuente que hace que la piel y los tejidos conectivos se endurezcan y tensen. Puede experimentar sensaciones de crepitación cuando los músculos y los tendones rozan los tejidos endurecidos.

  Resonancia de rodilla te meten entero

En la mayoría de los casos, no será necesario un tratamiento para el crepitus. Aplicar hielo en la articulación y tomar antiinflamatorios no esteroideos suele ser suficiente para aliviar el dolor y la inflamación. Sin embargo, si tiene otros síntomas que afectan a su vida cotidiana, su médico podría recomendarle:

Es posible que tenga que hacer ajustes en su rutina de ejercicios después del tratamiento. Para evitar que los síntomas de crepitación vuelvan a aparecer, debe evitar las actividades que supongan un gran impacto para las articulaciones y hacer ejercicio con pesos más ligeros.

Crepitación

Las articulaciones pueden crujir o estallar de vez en cuando, por lo que, en la mayoría de los casos, no hay que preocuparse. Sin embargo, si también tiene dolor o molestias, podría ser un signo de que tiene una condición médica subyacente.

Si tiene una afección, como la tendinitis, que ha provocado la inflamación de una articulación, puede experimentar crepitación junto con dolor articular y restricción de movimientos. Otras afecciones articulares inflamatorias comunes son:

En algunos casos, se puede experimentar crepitación si se tiene esclerodermia. Se trata de una enfermedad poco frecuente que hace que la piel y los tejidos conectivos se endurezcan y tensen. Puede experimentar sensaciones de crepitación cuando los músculos y los tendones rozan los tejidos endurecidos.

En la mayoría de los casos, no será necesario un tratamiento para el crepitus. Aplicar hielo en la articulación y tomar antiinflamatorios no esteroideos suele ser suficiente para aliviar el dolor y la inflamación. Sin embargo, si tiene otros síntomas que afectan a su vida cotidiana, su médico podría recomendarle:

  Dolor punzante en la rodilla al arrodillarse

Es posible que tenga que hacer ajustes en su rutina de ejercicios después del tratamiento. Para evitar que los síntomas de crepitación vuelvan a aparecer, debe evitar las actividades que supongan un gran impacto para las articulaciones y hacer ejercicio con pesos más ligeros.